Buscar
  • sosorio570

Tips para una entrevista de trabajo exitosa



Muchas veces ir a una entrevista es un evento estresante, lleno de incertidumbres. El éxito del proceso, y la posibilidad de conseguir ese trabajo que tanto deseas depende, en gran medida, del desplante, motivación y seguridad que proyectes en esa instancia. La buena noticia es que podemos prepararnos para mejorar nuestro desempeño e impactar de la mejor forma posible a nuestro seleccionador. Para eso, Grupo Alcansa ha levantado algunos tips fáciles que te permitirán prepararte y mejorar tu performance en esta instancia clave.



1.- Consigue información extra sobre la empresa y el puesto que ofrecen


No hay nada peor para un seleccionador que una persona que llegue sin ninguna información o expectativa respecto de la vacante. En general. las empresas buscan personas motivadas ya sea por el rubro, la función o el impacto que pueda tener su gestión. Llegar en completo desconocimiento podría generar dudas respecto de la verdadera motivación y proyección de la persona en el cargo.


Por ello, siempre intenta leer cuidadosamente el anuncio de la oferta de empleo, el cual generalmente te dirá algo sobre los intereses del empleador. Si lo viste por el celular sácale un pantallazo para no olvidarte de detalles que puedan ser importantes. El conocimiento que tengas sobre el negocio de un eventual empleador, su dimensión, productos, servicios o algún evento noticioso reciente, siempre impresionará al entrevistador y te ayudará durante el proceso de selección. Por eso, también te recomendamos googlear la empresa y buscar información en internet o en su portal web. El interés por aprender y curiosidad también muestran compromiso con el proceso, por lo que es conveniente realizar una lista con preguntas sobre la empresa y el puesto, para cuando se presente la oportunidad de exponerlas.


Eso si ¡no realices preguntas sobre beneficios o la tramitación de licencias médicas en la primera entrevista! Esto podría generar dudas respecto de tu motivación. Recuerda que la primera impresión es muy importante, trata de mostrarte amable e interesado genuinamente por el cargo¡¡



2. Prepárate para las preguntas de la entrevista


A veces encontrarse de frente con preguntas que nunca antes te han hecho puede ser un poco intimidante e incluso puede hacerte sentir inseguro, por ello es ideal practicar las preguntas y respuestas que pueden aparecer durante la entrevista con tus amistades o parientes, intentando desarrollar ideas pero no memorizarlas en forma rígida. Para lograr una entrevista exitosa, es fundamental actuar con naturalidad y ser capaz de responder en forma espontánea.


Prepárate según el tipo de entrevista, ya que serás quien esté hablando la mayor parte del tiempo. El entrevistador querrá ver si sabes expresarte eficazmente y cuán informado(a) estás sobre la empresa/industria. Demuestra que puedes responder las preguntas sin problemas, mientras propones ejemplos relevantes dirigidos a sus necesidades específicas. No olvides repasar tus fortalezas y debilidades, considera que una persona que se conoce bien tiene más posibilidades de aprender de sus errores y establecer métodos para contrarrestar sus debilidades.



3. Prepara tus referencias


Avisa con tiempo a tus referencias que tendrás una entrevista. Cuéntales sobre la empresa y el puesto al que te postulas. Si existe algún desafío especial que vayas a asumir, cuéntales de ello. Tu experiencia pasada puede ser muy relevante para un futuro empleador que desea saber cómo fue tu desarrollo en otros cargos. Si no tienes referencias porque no has tenido experiencias laborales, ofrece posibilidades como profesor de tesis, supervisor de práctica o coordinador de carrera. Cualquier persona que conozca tu desempeño podría ser un aporte, lo importante es que no te cierres ante las posibilidades, muéstrate flexible y disponible.



4. Practica la presentación


Hay estudios que señalan que muchas veces la decisión de contratar se toma en los primeros 30 segundos. Por eso es fundamental que te prepares para dar una buena primera impresión: llega un par de minutos antes (estudia antes la ruta o la forma en que llegarás a la entrevista), revisa tu apariencia (que sea acorde al contexto) y muéstrate agradable en la recepción (escucha atentamente, no te impacientes si hay un atraso). Recuerda que cada actitud está siendo revisada contantemente durante la reunión y las conductas dicen más de ti que tu propio discurso, si dices ser responsable y puntual pero llegas tarde a la entrevista, ese aspecto será puesto en duda. Cuida tus actos tanto como tus respuestas¡



5. Actúa correctamente durante la entrevista


Saber escuchar y tener confianza son aspectos claves para una entrevista exitosa. Los empleadores quieren verte entusiasta e informado(a) sobre la compañía. Esta es tu oportunidad para mostrar interés, iniciativa, motivación e implicación.

También es una oportunidad para que evalúes a la compañía: ¿quieres trabajar ahí? ¿Podrás aprender nuevas habilidades o tendrás la oportunidad de avanzar? ¿Se te abrirán puertas con este puesto?



6. Consideraciones para una entrevista online


Verifica que tu equipo (ya sea PC, Notebook o celular) y la conexión a internet funcionen correctamente. Asimismo, opta por un espacio tranquilo, sin ruido y donde estés seguro de que no te interrumpirán a lo largo de la entrevista. Si por casualidad te interrumpen, actúa en forma calmada, es comprensible que ocurran algunos contratiempos durante las entrevistas online, lo importante es cómo tu enfrentes la situación, no te desesperes y aborda la situación con calma y seguridad.


Y, aunque sea una entrevista virtual, preocúpate porque tu apariencia personal vaya acorde con el cargo al cual te postulas. No pongas filtros o fondos de pantalla muy llamativos, evita coleres flúor o motivos que sean disonantes con el contexto (playa, palmeras, motivos infantiles) deja algo sobrio que no interfiera en la concentración del entrevistador.



7. Lenguaje corporal


Tu lenguaje corporal puede expresar más sobre tu personalidad de lo que dices. Adopta una postura erguida. Nada peor que andar encorvado, ya que refleja desinterés, indecisión y falta de profesionalismo. Evita todo tipo de movimientos nerviosos con tus manos o pies. Mantén el contacto visual con el entrevistador y sonríe. Los empleadores siempre prefieren un candidato alegre y entusiasta que a una persona aparentemente hostil o estresada. Sin embargo, trata de no excederte. Las sonrisas falsas y el humor forzado tampoco son recomendables. Es importante ser empático y comprender el contexto, hay momentos para reírse y momentos en que debes mostrarte serio y formal.



8. Toma notas y escucha con atención


Tómate tu tiempo durante la entrevista. Las respuestas precisas y lógicas que abarcan hechos relevantes son más efectivas que las respuestas demasiado largas. Es relevante poder focalizar en los hechos que para ti sean más relevantes pero siempre considerando el cargo al cual postulas. Antes de responder, asegúrate de haber escuchado bien la pregunta y que la hayas entendido. Está bien pedir aclaraciones cuando no se entiende la pregunta, eso habla de tu capacidad para preguntar, estudiar e indagar cuando no comprende lo planteado o las instrucciones expresadas. Contesta lo que se te pregunte, es un gran error tratar de agrandar las respuestas, puede enredarte más de la cuenta y además dejar entrever una menor capacidad para focalizar y comprender lo que se te pregunta.



9. Cómo terminar la entrevista


Una vez que el entrevistador haya obtenido las respuestas que necesita, finalizará la entrevista. Es probable que te brinde un espacio para que puedas realizar algunas de las preguntas que preparaste previamente. Es positivo preguntar respecto del equipo, la empresa, etc. La última pregunta podría referirse a la fecha probable en la que tomarán una decisión y consultar si puedes llamar en un par de días.


Finalmente, reitera tu interés por el cargo y agradece al entrevistador por haberse tomado el tiempo de entrevistarte y deja la oficina con otro apretón de manos y una sonrisa.


Y ¡Mucho Éxito!